Reseña: “La semilla del diablo” de Ira Levin

Rosemary Woodhouse y su marido, Guy, un actor que lucha por abrirse paso en su carrera, se mudan a un edificio de apartamentos neoyorquino signado por una fama ominosa y habitado por ancianos. Roman y Minnie Castavet, vecinos de la pareja, acuden a darles la bienvenida e intentan, por todos los medios, establecer relación con ellos. Rosemary se muestra renuente a frecuentarlos, no sólo porque los considera extraños sino también por los misteriosos ruidos procedentes de su apartamento. Guy, sin embargo, parece sentirse encantado con los Castavet. Poco después de que su marido haya conseguido un importante papel en Broadway, Rosemary queda embarazada y los Castavet empiezan a mostrarse especialmente interesados por su salud. Mientras se siente cada vez más enferma y aislada, Rosemary comienza a sospechar que los Castavet y sus amistades no son lo que parecen.

Páginas: 304.

Formato: papel

Editorial: Ediciones B.

Título original: Rosemary’s baby.

Escribiré esta entrada antes que olvide el libro por completo. Sí, mi memoria en un asco a veces.

“La semilla del diablo” es quizá la obra más recordada de Ira Levin, escritor neoyorkino nacido en 1929 y muerto en septiembre de 2007. Tiene una secuela que no tuvo tanto impacto como el primero y que no me llama la atención leer.

En esta historia vamos a encontrar a Rosemary y Guy Woodhouse, un joven matrimonio estadounidense, que decide instalarse en la antigua casa Bramford, residencia que cuenta con un largo historial de suicidios y sucesos extraños a su alrededor. Guy es un actor de poco renombre y Rosemary desea tener familia con él a toda costa. Sin embargo, no quiere dar el paso hasta que su marido logre afirmarse en su carrera.

Sigue leyendo

Anuncios