Comentario: “Experiencia editorial de un escritor novato. Literatura chatarra”

Hace muchos años atrás, por ahí por el 2009, subí al 3er piso de la facultad de letras de la universidad donde estudiaba y al pasar descubrí un anuncio en un tablón en la pared que decía: “Se necesitan escritores”. Raro, dije yo, pero me causó mucha curiosidad. Me llevé el papel a casa y escribí a la dirección que ponía el anuncio.

En ese entonces terminaba de escribir la que es hasta ahora mi primera novela terminada: “La maldición del inquisidor”. Texto que me tomó alrededor de cinco años llevar a cabo. Como nueva en todo esto, no sabía cómo partir en este pequeño mundillo editorial, soñaba en grande y puse mis expectativas en este nuevo proyecto llamado Muza editions Canadá.

Por cierto, este post no busca menospreciar a Muza ni nada por el estilo. Ello no va por ahí.

El tema es que antes de mandarle mi manuscrito, interrogué al editor responsable en ese entonces sobre la veracidad del documento. Es decir, estaba bien reticente a entregarle mi trabajo de cinco años a un completo desconocido que partía con un proyecto y ni siquiera podía ver su rostro o tener noción de dónde se encontraba. Me di por satisfecha casi completamente cuando me mostró el registro de que la empresa era legal y que todo funcionaba en orden.

Sigue leyendo

Anuncios