Comentario: “Experiencia editorial de un escritor novato. Literatura chatarra”

Hace muchos años atrás, por ahí por el 2009, subí al 3er piso de la facultad de letras de la universidad donde estudiaba y al pasar descubrí un anuncio en un tablón en la pared que decía: “Se necesitan escritores”. Raro, dije yo, pero me causó mucha curiosidad. Me llevé el papel a casa y escribí a la dirección que ponía el anuncio.

En ese entonces terminaba de escribir la que es hasta ahora mi primera novela terminada: “La maldición del inquisidor”. Texto que me tomó alrededor de cinco años llevar a cabo. Como nueva en todo esto, no sabía cómo partir en este pequeño mundillo editorial, soñaba en grande y puse mis expectativas en este nuevo proyecto llamado Muza editions Canadá.

Por cierto, este post no busca menospreciar a Muza ni nada por el estilo. Ello no va por ahí.

El tema es que antes de mandarle mi manuscrito, interrogué al editor responsable en ese entonces sobre la veracidad del documento. Es decir, estaba bien reticente a entregarle mi trabajo de cinco años a un completo desconocido que partía con un proyecto y ni siquiera podía ver su rostro o tener noción de dónde se encontraba. Me di por satisfecha casi completamente cuando me mostró el registro de que la empresa era legal y que todo funcionaba en orden.

Ok, dije yo, demos el salto. Lo complicado resultó cuando comencé a ver los problemas que esta editorial tenía para darse a conocer. ¿A qué me refiero? Muza optó por el ebook (en aquel tiempo solo pdf) en un mercado totalmente novato en este género, dominado principalmente por empresas anglosajonas, donde los latinos estábamos por lejos fuera de las grandes ligas. Lo malo también fue que dejaron gran parte de la publicidad en nuestras manos… manos de escritor novato, sin contactos, sin herramientas, que desconoce la web y sus rincones, que desconoce el concepto de publicidad y marketing. Mal.

Un libro hoy en día no se vende a menos que, su autor sea mundialmente reconocido, hable de un tema en la palestra, sea un texto obligatorio en la universidad o la editorial pague millones en márketing y publicidad para darlo a conocer. Entre otras razones. De lo contrario, no vende. O vende lo mínimo en un círculo muy reducido.

Y para una nóvel como yo en ese entonces (y hasta ahora, porque tampoco es que me conozca mucha gente), le fue muy difícil darse a conocer.

No entraré en detalles de trabajo editorial o de respuestas de mis editores, porque sería irme de verdad en contra de ellos. Y no es el caso. Ahora, ¿por qué les comento esto?

Hace mucho que me doy cuenta de algo que de verdad, no le está haciendo bien a la literatura. Con todas las posibilidades para editar y publicar un texto que hay en la actualidad, muchas personas se toman la atribución de escribir y publicar lo primero que les venga en mente. Miles y miles de autores nóveles están apareciendo ahora con textos mediocres, mal editados, copias burdas de la lectura de moda y grandes egos. Sobre todo esto último ha perdurado en el tiempo.

Lo que me enseñó la experiencia con Muza fue primero: no confiar en el primero que te ofrezca un proyecto literario si no le ves la cara, si no te contesta rápido o en un tiempo prudente los emails, si no es capaz de asumir él mismo las responsabilidades que implica ser editor, etc. Que esto de las editoriales antes de todo, es una empresa y por lo tanto, esta empresa debe velar por los intereses comerciales y monetarios de sus autores y ellos mismos.

Segundo, y tomo las palabras de Stephen King como referencia.

Escribe un borrador y a continuación déjalo reposar en un cajón durante unos meses antes de volver a leerlo. Después de esa lectura, todavía debes dejar reposar el manuscrito un par de días antes de empezar a corregirlo.

(Más info en: siete consejos de Stephen King sobre escritura)

He visto a muchos escribir y publicar en caliente. Y me he llevado grandes decepciones, a pesar de que el libro se vea atractivo, la sinopsis sea buena, tenga booktrailer, etc. Si el texto no ha sido trabajado con tranquilidad, a consciencia, verificando que la historia sea coherente, que no se cae el argumento, dándole vida a los personajes, etc., entonces no vale la pena publicar.

Por ello tampoco les resulta demasiado cuando tocan puertas de editoriales grandes (incluso de pequeñas), porque no ven un texto de calidad o potencialmente comercial que pueda abrirles el camino al éxito. O al reconocimiento al menos.

Muchos dirán: “El papel aguanta bastante”. Sí, pero el publicar algo a la primera, casi a la carrera como si eso te garantizara el Nobel más adelante, es una mala decisión. Como dice King: deja reposar el manuscrito. Marcel Proust dedicó más de diez años en escribir A la búsqueda del tiempo perdido, texto que constituye uno de los referentes más importantes de la literatura hasta nuestros días. ¡Diez años! No seis meses, no un año. Diez.

Hoy en día, donde todo funciona a velocidades abismantes, parece que la literatura se convierte en una especie de comida chatarra, rápida, que llena pero que no deja nada a la salud mental de cada lector. Y aunque he descubierto también a potenciales escritores y grandes narradores jóvenes, muchas veces es todo lo contrario.

Y para peor. Ahora todo el mundo escribe, pero no quieren leer. Si tienes un blog de lecturas y reseñas (o en mayor medida un facebook acerca de este blog), todos aquellos que se autodenominan escritores te obligan a leer sus escritos, pero jamás se dan el tiempo de leer incluso las reglas del mismo blog. He visto gente que se queja por ello, pero el resto de los autodenominados escritores sigue en lo mismo.

Ni idea en qué ira a terminar todo esto de la literatura hoy en día, pero si quieren leer un consejo, que a mí misma me costó entender, es que se den tiempo como escritores, que este es un trabajo a final de cuentas. Cuando quieres autodenominarte escritor profesional, entonces tómalo con la seriedad que ello implica, aun si estás escribiendo un libro cómico o lo que sea.

Anuncios

Un comentario en “Comentario: “Experiencia editorial de un escritor novato. Literatura chatarra”

  1. Excelente entrada, concuerdo totalmente contigo. Hoy en día, gracias a tanta velocidad, las cosas se han ido deteriorando. Nos hace falta mejor literatura. Como administrador de un blog de reseñas, he pasado por muchos puntos en donde los escritores por poco solo conocen el título de tu espacio.

    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s