Reseña: “Sólo un enemigo: el tiempo” de Michael Bishop

“Sólo un enemigo: el tiempo” de Michael Bishop

John Monegal, de raza negra, nacido en España de una prostituta, posteriormente adoptado por un sargento de las fuerzas aéreas norteamericanas, se siente acosado por sus circunstancias y por las múltiples complicaciones de la vida moderna. En sueños, su espíritu viaja a un deslumbrante mundo ecuatorial al que ama. Pero este mundo interior es extraño y confuso, incluso más intoxicante que las realidades de su vida en el siglo XX. Monegal encuentra a un científico que se interesa por sus sueños y le ofrece la posibilidad de vivirlos trasladándolo en el tiempo un millón de años hacia atrás…

 

Página del autor: http://www.michaelbishop-writer.com/

Opinión personal:

Comencé este libro por curiosidad. No porque alguien me lo haya recomendado o porque estuviera en las listas de los más vendidos o los libros de moda, que al parecer todos debemos leer. Y también porque estaba dentro de los ganadores de los Premios Nebula, destinados a los libros de ciencia ficción.  Y debo decir que me fascinó.

Este es un libro de ciencia ficción, sin ser necesariamente de ciencia ficción. John Monegal es un hombre de color, hijo de una prostituta española muda y un militar afroamericano que un día es cedido en adopción (más bien regalado) a una familia norteamericana ligada a las fuerzas militares también. Desde pequeño tiene extraños sueños, vívidos viajes a un pasado lejano, específicamente en la prehistoria de la humanidad. Su madre adoptiva, Jeanette, teme por la vida de su hijo constantemente hasta que, movida por su propio interés, decide escribir estas historias y publicarlas, lo que causa la huida de John.

Por otro lado, el libro nos relata el viaje al pasado de Joshua Kampa, quien debe adaptarse al modo de vida de un grupo de homo habilis en la época del pleistoceno, en la región de África oriental.

“…el Pleistoceno terminó hace 10.000 años atrás. Se ubica dentro de la Era Cenozoica, en su periodo cuaternario.
Aquí no hay dinosaurios como en Jurasik Park. En relación al desarrollo humano, este corresponde al Paleolítico, donde se manifiestan las primeras participaciones del Homo Sapiens”

En este viaje al pasado, Joshua conocerá a Elena, una particular hembra habilina que parece ser rechazada por sus congéneres, pero que logra llamar la atención de este viajero en el tiempo y unirse a él como pareja.

Ok, ustedes dirán: ¡Qué demonios! La vida de Joshua y de John tienen mucho en común. Eso les diré para no arruinarles la sorpresa. Pero en este caso me encontré queriendo saber más acerca del viaje de Joshua y de su adaptación a este nuevo lugar sacado de sus sueños. La forma de narrar que tiene Bishop tiene un ritmo constante, sólo a veces se hace pesada, más que nada al final de la historia, pero siempre con un propósito, no en vano. Incluso a pesar de la ciencia ficción, la historia es totalmente verosímil. Narrado tanto en primera como en tercera persona, ambas formas son cercanas al lector y lo introducen de manera clara a este pasado tan poco abordado por otros autores del género (creo que la época más antigua a la que llega un autor que haya leído es la antigua Grecia, de la mano de Dan Simmons en “Ilión”).

En Goodreads le dí 4 de 5 estrellas (iba para las 5 al principio, pero comenzó a bajar la intensidad al final). Más que nada por lo que argumento antes. El ritmo y la historia comienzan a debilitarse casi para el final, a pesar de que Bishop cierra muy bien los nudos argumentales y deja uno que otro abierto a propósito. Dudo que tenga continuación, pero de que el final es abierto, lo es.

Homo habilis en el Pleistoceno

Creo que lo que más me motivó a seguir leyendo fue el saber más acerca de esta primitiva civilización, de sus costumbres totalmente opuestas a las nuestras (sobre todo en la forma de morir de los habilinos), la relación que se forma entre  Joshua y Elena (que a simple vista parece hasta zoofilia, porque Elena es un poquito menos “mona” que sus congéneres), los cánticos al sol cada mañana y las incipientes palabras que Joshua logra enseñarle a su mujer habilina en el tiempo en que está.

Al volver todo parece ser nada más que un sueño, pero Joshua trae consigo una prueba contundente de su estancia en el pleistoceno.

Por otro lado la vida de John Monegal es sin duda interesante. John ha aprendido a hablar recién a los dos años, dada la falta de comunicación que existía entre él y su madre biológica (recordemos que la mujer era muda) y, aunque se siente aceptado por su familia adoptiva, cree que su lugar no es con ellos y que, de algún modo, el tenerlo en la familia es más bien un favor que le hacen. Incluso Jeanette, en un arranque de “creatividad” decide poner por escrito todo el trauma que ha significado para John el vivir prácticamente en sus sueños, lo que causa un distanciamiento entre ellos antes que John termine la secundaria.

Todo lo que parece irrelevante en un principio, tiene un propósito más adelante. Lo único que no me quedó claro, quizá debido a la traducción, es si Joshua además de ser un hombre de color, también sufre de enanismo. Se explica que es bajo en estatura, pero nunca se deja en claro qué condición posee, lo que influiría aún más en el desarraigo que siente el protagonista por su entorno.

Los invito realmente a darle una oportunidad a esta novela, creo que es uno de mis descubrimientos más apreciados de este año.

Sobre el autor:

Michael Bishop

Michael Lawson Bishop (12 de noviembre de 1945 en Lincoln (Nebraska)) es un escritor de ciencia ficción estadounidense, ganador de varios premios literarios. A lo largo de cuatro décadas y unos treinta libros, ha creado un cuerpo de trabajos que permanecen entre los más admirados en la literatura de ciencia ficción y fantasía modernas.

Bishop ha sido premiado con el Premio Nébula a la mejor novela, en 1982 por Sólo un enemigo: el tiempo, y con el Premio Nébula al mejor relato en 1981 por La vivificación. También recibió cuatro premios Locus y su obra ha sido nominada para varios premios Hugo. En julio de 2009 La pilarecibió el premio Shirley Jackson por el mejor relato de 2008.

En 1993 20th Century Fox seleccionó a su novela Turnos frágiles para una película, y adquirió los derechos en 1995.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s