Reseña: “La estrella” de Javi Araguz e Isabel Hierro

“La estrella” de Javi Araguz e Isabel Hierro

Los ojos del muchacho brillaron con intensidad, anunciando la inminente ruptura de la quietud. Lan sabía que tocar a un Caminante de La Estrella estaba prohibido, pero ahora ya no había vuelta atrás y sus destinos estaban irremediablemente unidos.
Hace siglos, una catástrofe convirtió el Linde en un lugar hostil; desde entonces, los supervivientes han aprendido a vivir aislados dentro de los límites seguros, pero a menudo el planeta cambia de forma y la gente se pierde para siempre. Tras un violento episodio, Lan, una valiente muchacha del Clan de Salvia, despierta en medio del desierto y es rescatada por su peor enemigo.

Opinión personal:

Me tardé bastante en terminar el libro, no porque no me gustara, ¿eh?, sino porque que soy una lectora de transporte público y hasta hace poco retomé mi vieja costumbre de leer en cama, así que avanzo lento. Pero creo que el leer a este ritmo también me ha ayudado a entenderlos mucho mejor y a saborearlos lentamente. En este caso mi primera impresión luego de terminar fue: ¡Quiero más!

Secuestrador, el otro protagonista de La Estrella.

Así es, La Estrella, de Javi Araguz e Isabel Hierro, un libro escrito a cuatro manos que cuenta la historia de Lan y un planeta casi al borde de la extinción. Lan es una chica de 16, que vive junto a su madre en Salvia, un pequeño clan dentro del Linde, que sufre las constantes embestidas de La Herida. Si luego de leer esto no entendieron ni un carajo, se los voy a explicar con manzanitas: así como lo entendí yo, esto es la tierra (con otros nombres y otras leyendas) luego de muuuuuchos años, de que las razas vivieran en perfecta armonía, y que la civilización ascendiera bastante en el camino evolutivo, y sin embargo su avance terminó por dañarla irreparablemente. Se suceden un sinnúmero de temblores y terremotos que, según su intensidad, hacen que  el planeta cambie su forma. Por eso, la gente de esta nueva tierra, del Linde, se establece en grupos pequeños, muy aislados unos de otros, en límites seguros, para no perderse en las constantes rupturas de La Quietud. ¿Se entiende más o menos? Ok.

Al inicio de la historia vemos a Lan intentar rescatar a un niño de su clan que se ha perdido en medio de una ruptura. Al dar con él, Lan cree que el hombre que está al lado del niño lo ha secuestrado. Este hombre es un Caminante, parte de un pueblo que carga con una maldición: si otro que no pertenezca a ellos lo toca, morirá. Así de simple y sencillo. A pesar de ello, Lan se enfrenta a él y rescata al chico para devolverlo a su madre. Los Caminantes son el único pueblo del Linde que, como su nombre lo dice, son capaces de hacer viajes entre pueblos ya que, según lo que popularmente se cree, tienen una especie de don o magia para guiarse.

Escena de “El fin de los tiempos” de M. Night Shyamalan

Lo que nunca me quedó claro, sin embargo, fueron los efectos de estas Partículas que salen cada vez que la Quietud se rompe. ¿A qué responde la locura al inhalarlas? Según el libro, si entras en contacto con ellas, tu cerebro se desconecta de alguna forma y terminas medio loco. Pero nunca se explica qué contienen estas partículas para que eso pase. Me recordó mucho a una película de M. Night Shyamalan, titulada en castellano como “El fin de los tiempos”, donde el polen que secretan las plantas y los árboles termina por desquiciar a la gente y atentar contra sus propias vidas. Pero es de esos argumentos que hasta el final repites una y otra vez… “bueno, ¿y por qué?” . Javi, Isabel, ¿habrá una real explicación a esta propiedad de las Partículas alguna vez?

Después de enterarse de que el Caminante que parecía haber secuestrado al niño salviano en realidad no tenía malas intenciones, Lan tendrá que trabajar con él, codo a codo, para restaurar la Quietud del planeta. Esto luego de muchas aventuras y viajes que deberán descubrir ustedes mismos.

Hace ya bastante que no leía una aventura tan entretenida como esta. No se compara eso sí a Maze Runner o The Hunger Games, para nada, pero sí diría yo que podría ser perfectamente una previa a este tipo de distopías. Tiene buen ritmo, una heroína para nada golpeable, divertida, decidida, un poco cabezota. Entretenida como personaje en general. Se disfruta bastante leerla. Por otro lado está el Caminante, también llamado Secuestrador, que en realidad es un joven misterioso de buen físico que atrae a Lan desde que lo ve. No, no es amor a primera vista, pero es de esos hombres que cuando los ves tú dices: “Hmm, algo tiene” y te lo quedas viendo para descifrar qué es. Ambos son los personajes más importantes y mejor desarrollados de la historia. Lo que lamento igual porque había buenos personajes secundarios pero potenciales en importancia, que sentí yo que no se desarrollaron bien. Nao, el amigo de Lan en Salvia, creo que es el único que alcanzó un cierto grado de desarrollo que hizo que sonriera para el final. Pero me pasó que con el resto no logré encariñarme mucho, ni entenderlos, ni nada por el estilo.

Lan, protagonista de La Estrella

El personaje del Secuestrador es en cambio bien interesante. Leí otros reviews donde decían que la relación que se da entre Lan y el Secuestrador es forzada y mala. Yo creo que no, que avanza conforme a la historia y recoge varias de mis sonrisas de camino al final. Pero sí me quedé con una sensación de vacío en cuanto a las reacciones en ciertas escenas. ¿A qué me refiero? Se intenta dar un mínimo de profundidad a escenas donde es necesaria, donde podrían haber planteado un sentimiento más grande de parte de la protagonista, pero se desarrollan muy rápido y una no alcanza a asimilarlas del todo. Lo juro, estuve a punto de llorar en una escena en particular (cofcofladelpadrecofcof), y de pronto todo termina y la protagonista ya está inmersa en otra cosa. Cerrar bien las escenas, eso creo que faltó.

El argumento de la novela apunta a un futuro que depende de nuestra conciencia sobre el planeta tierra, cómo podemos llegar a destruirlo y qué podría pasar si aún así sobreviviéramos. Mucho de ecología y conciencia social, lo que me pareció bastante interesante y destacable. Y de cómo la naturaleza, siempre sabia, nos dará las respuestas a esta problemática solo si sabemos entenderla.

En general me entretuve muchísimo. ¡Quiero más! Como dije antes. ¡No me pueden dejar con ese final tan abierto! Bue, abierto para mí, que me deja igual que Lan, con la esperanza de… (los que hayan leído el libro saben). La edición del texto y la portada son hermosas. Felicito a Viceversa Editorial por tamaño trabajo de producción, el booktrailer y todo lo que implicó la edición del libro. Realmente vale la pena.

Sobre los autores:

Javi Araguz

Antes de decidirse a escribir su primer libro, Javi Araguz ya había experimentado con el relato corto y el guion cinematográfico. Con dieciocho años empezó a escribir su primera novela, El mundo de Komori: La tierra de Alidra (2007), que terminó cinco años después. Tuvieron que pasar dos años más hasta que por fin viera la luz en España y América Latina. Le siguieron la segunda y tercera parte de la trilogía: El mundo de Komori: El príncipe de los Gatos (2008) y El mundo de Komori: La Guerra de los Vientos (2010); más tarde experimentó en Misterios subterráneos(2010) con el libro juego y con la escritura a cuatro manos en La Estrella (2011), junto a Isabel Hierro, novela finalista del I Premio As de Picas de literatura juvenil que se posicionó como una de las diez mejores de 2011 en el ranking del diario El Tiramilla y que ya se ha publicado en dos idiomas (español y portugués) en veintiún países.

En la actualidad trabaja en su próxima novela en solitario La letter rouge (?), y en nuevo proyecto con Isabel Hierro (título aún no desvelado), así como trata de llevar a cabo su primer largometraje como realizador. El autor combina la literatura con el diseño gráfico, la ilustración y el cine.

Isabel Hierro se considera, desde niña, adicta a la fantasía en todas sus vertientes: cinematográficas, literarias y artísticas. Su primera obra (“La Estrella”, escrita a cuatro manos con Javi Araguz y publicada en dos idiomas y veinte países) fue finalista de la primera edición del Premio de Literatura Juvenil As de Picas, organizado por Editorial Viceversa y PlayStation.

Isabel Hierro

Su preocupación por la explotación de los recursos naturales, la contaminación y la desertización se ve reflejada en “La Estrella”, novela que ha sido etiquetada como perteneciente al poco explorado género “greenpunk”.
En la actualidad trabaja en varios proyectos propios (tanto literarios como artísticos), además de la nueva saga juvenil en la que está trabajando, de nuevo, junto a Javi Araguz.

Fuentes: Wikipedia.org y Goodreads.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s