Reseña: “Alma inmortal” de Dianna M. Marquès.

“Alma Inmortal” de Dianna M. Marquès.

Web Oficial: http://www.diannammarques.com/

Kate, una chica corriente de Nueva York, tras una aventura en Venecia con sus amigas y un suceso inesperado, tendrá que abandonar su vida, tal y como la conocía hasta aquel instante, y enfrentarse al secreto mejor guardado de la historia. Así, se introducirá en un nuevo mundo, que ha evolucionado a la par que la sociedad en la que vivimos y cuyos orígenes se remontan a la prehistoria, pero que siempre se ha mantenido oculto a los ojos de los mortales.

¿Podrás vivir sin saber cuál es el secreto?

Opinión personal:

Este libro ya tiene al menos unos tres años rondando en la esfera literaria. Su autora, convencida de que ninguna editorial le sería satisfactoria, decidió imprimirlo ella misma, venderlo ella misma y autopromocionarse. Así se dio a concer Dianna, la autora de esta saga llamada “La saga del escarabajo” y que por ahora posee dos títulos editados: “Alma inmortal” y “La isla del Dhaphiro”. El tercero, “Galatea”, aún no sale a la venta.

Lo complicado al autoeditar es que si no eres un Bill Gates o Mark Zuckeberg o el presidente de Random House Mondadori (nota aparte, mi profesor de diplomado es el gerente general de esta editorial, así que ya sé algo más de la filosofía Random), no es tan fácil darte a conocer fuera de tu país. Dianna es española y a pesar de que le ha ido relativamente bien a su saga, y tiene un trabajo bueno como para el común de los mortales, no puede darse a conocer en Latinoamérica. El punto “costo de envío” es el que ataja los sueños de esta escritora española. Pero, siempre hay un pero, la tecnología también ayuda y gracias a las súplicas de estas humildes latinas que queríamos leer su novela, ella decidió hacer su novela en formato ebook. Bien pensado. Llegas a muchas más partes y con un sólo click.

Ok. Volvamos al punto de la trama del libro. Me costó seguirlo, luego de leer el adelanto en internet, más que nada porque leía en el computador. Pero ahora que tengo un kindle (sí, envídienme), lo leía en el metro, de ida y vuelta, en la hora de almuerzo, antes de dormir, etc. O sea, en los pequeños ratos libres que me quedan luego de mi extenuante trabajo. Sí, sí, la trama. Tal como dice arriba, todo parte con Kate, una chica muy neoyorquina, con unas amigas el doble de neoyorquinas. Las tres viajan a Venecia como parte de la despedida de soltera de una de ellas, quien se va a casar muy pronto.

En Venecia Kate conoce al muy guapo-atractivo-besable-babeable-violable Enzo. Después de una casi imborrable noche de pasión, Kate deja Venecia y al chico, y vuelve a Nueva York, pero con un recuerdo de Enzo en su vientre. Alarmada, Kate le telefonea a Enzo para informarle que será padre muy pronto, pero que no  desea molestarlo con el bebé. Sin embargo, Enzo parece muy preocupado porque el chico que viene no es tan común como parece.

Bueno, yo había tratado de hacerle el quite a las sagas de vampiros por mucho tiempo. Creo que leí la primera parte de “Los diarios de la familia Dracul” de Jeanne Kalogridis, sólo porque amo con locura a la autora, jajaja. Pero desde la sobreexposición de estos seres nocturnos, comencé a aburrirme. Ahora, hay una gran diferencia entre la primera y la segunda parte de la novela. No sé si Dianna lo hizo a propósito, se le escapó, lo que sea, porque en la primera parte casi no importa si los protagonistas son vampiros, zombies, momias, hombres lobo, calamares gigantes, etc. La historia funciona igual. Es por eso que por la mitad del libro iba como: “Oh, por Dios, esto parece un refrito de Crepúsculo!! ¡¡Y tan bien que había empezado!!” En serio, partió muy bien, una es capaz de devorarse más de 100 páginas de una sentada (en el bus, en mi caso), y querer seguir leyendo y leyendo. Pero llegamos al final de la primera mitad y yo no veía más que cosas lindas en medio de la desdichas, frases escritas como para consolar lo inconsolable, trama perdida en pequeñeces, etc. Es que en serio, si escribes un libro sobre criaturas sobrenaturales, con misterio, con personajes nuevos, frescos, etc, no te puedes poner a escribir sobre pequeñeces como qué clase de cuna le compro al bebé o qué hago en mi tiempo libre porque estoy aburrida. No sé, quizá sean exageraciones mías, pero odio los detalles tan domésticos en libros que de por sí no deberían tener nada de domésticos.

De hecho en esa parte dejé de leer por un rato, terminé “Maze runner” (o lo empecé y lo devoré, creo) y después de unos días volví con Alma inmortal. Cuando Jayden, hijo de Kate y Enzo, crece, las cosas comienzan a ponerse mucho mejores. Volvió la ansiedad de antes, de hecho. El querer saber más de la historia, qué le va a pasar a Jayden, qué pasó con Kate, etc. Un personaje central que también me sorprendió mucho, gratamente debo decir, fue Galatea. Por cierto, si no son personas con una mente abierta, no lean el libro, porque les pueden chocar algunas cosas. Galatea, hermana/madre de Enzo, decide cuidar de Kate cuando ella llega a su mansión en Venecia y se queda para ayudarla en lo necesario. De esta forma nace una bonita relación que, -sí, es cierto- muchas veces me dejó con el ceño fruncido y la sensación de que yo era la mal pensada. Aquí hay una relación de amor puro, señores, de admiración, cariño, necesidad por el otro y no un simple aturdimiento por el físico cuasi photoshopeado del galán en cuestión. Y créanme, Dianna sabe plantearte que las historias románticas no sólo parten de la base de un moderno caballero andante y una frágil y fruncida dama en peligro.

Cuando Jayden se hace mayor, contando ya con quince años, se lo aprecia como un chico inseguro y débil. Sobre todo al inicio. Ustedes dirán, ¡oh, no! ¡otro héroe incomprendido! A mí no me dio esa sensación. Cuando tenemos quince años, por lo general somos así. Los que se dan ínfulas de ser fuertes, por lo general son el doble de inseguros que nosotros, los “más débiles”.

Yo me imaginaba al chico de Charlie y la fábrica de chocolates, pero ahora más de grande, y podía visualizarlo claramente. Es tierno el personaje, te mueve a quererlo, a entenderlo sobretodo, porque él está entre dos mundos, entre dos realidades distintas y está adaptándose a ambas.

En esta realidad hay una estructura de civilización vampírica ligera pero bien construida. Los vampiros se mezclan entre nosotros, pero cuentan con sus propias reglas, las cuales deben acatar ciento por ciento. Pero claro, siempre existen disidentes al sistema y Jayden no está tan lejos de los problemas al respecto. Luego de no saber de Enzo por mucho tiempo, salvo por pequeñas luces que nos da Galatea (Enzo deja a Kate como al tercer mes de embarazo, o algo así), nos enteramos de que está metido hasta el tope entre los rebeldes que desean no sólo mezclarse entre los humanos, sino dominarlos. Pobres de nosotros, ninguna raza aparte nos quiere. Sólo nos quieren para experimentar con nosotros.

El resto, se los dejo a ustedes, porque es un libro muy recomendable. Tiene puntos flacos, claro. Expliqué uno antes, el de la extrema cotidianeidad en algunos pasajes. Otro que me llamó la atención y que nunca terminó de convencerme, fue el tema de los nombres de cada capítulo. Los encontré medio predecibles. Como que iba leyendo, llegaba al inicio de uno y otro, y ya sabía más o menos de qué iba la trama o en qué iba a terminar. Yo soy más de la idea de que si el libro tiene un tinte de misterio, algo de sobrenatural, no los arruines con capítulos tan… ¿cómo decirlos? ¿Simples? ¿Aburridos? ¿Predecibles? Tampoco se trata de que sean totalmente crípticos, pero algo que nos dé una posible luz de para dónde irá la trama, pero a la vez nos desconcierte, nos haga pensar más allá, etc.

Hay todavía en la redacción cierta deficiencia (¡y algunas palabras mal escritas!) que le perdono a Dianna porque sé que lo editaron entre ellos y aunque sé también que existe la dedicación, no todo puede salir perfecto. ¡¡Pero las faltas de ortografía en un escritor/editor son imperdonables!! (Jejeje)

Y nada, en Goodreads le di 4 de 5 estrellas. Es un buen comienzo para Dianna, espero que siga escribiendo, mejorando, contándonos historias interesantes y divertidas. Le hablaría a Pablo Dittborn (gerente general de RHM y mi profesor de diplomado) de esta novela, pero lamentablemente ayer dejó claro que los libros de vampiros no le interesan en lo más mínimo. (Pero sí editan libros sobre zombies y chicas, eeewww!)

Acerca de la autora:

Dianna M. Marquès nació en Barcelona el 11 de mayo de 1980. Desde muy pequeña empezó a mostrar sus habilidades artísticas cono el dibujo y, poco después, combinó esa pasión con la escritura, creando novelas gráficas de pocas páginas que regalaba a sus seres queridos. A pesar de no dejar nunca de hacer “sus cuentos”, se centró más en el dibujo que en la escritura. Probó la pintura al óleo, los lápices de colores y varias técnicas hasta que la tecnología avanzó y se le presentó ante sus ojos un nuevo mundo, cargado de nuevas y maravillosas posibilidades, como la animación en 3D que la motivó a estudiar diseño gráfico y multimedia.
En 1999, una amiga le prestó varias novelas románticas y se fascinó por su género. Se retó a sí misma y escribió dos novelas románticas de 300 páginas cada una. A pesar de que sus familiares y amigos le preguntaban si quería publicarlas, ella se negó ha hacerlo, ya que estaba empezando su carrera y la escritura no le interesaba.

En 2001 se diplomó en Diseño Gráfico y Multimedia y empezó a trabajar en su nuevo oficio. La saturación del mercado creativo la hizo trabajar de administrativa varios años, pero hacía trabajos puntuales de diseño como freelance, negándose a dejar de lado una de sus pasiones.

En 2008, con el comienzo de la crisis y los recortes en las empresas, Dianna M. Marquès fue una de las personas que empezaron a engrosar las listas del paro en España. Aquello, sumado a varios problemas familiares, la sumió en una depresión que la acompañó más de un año. Decidida a no dejarse vencer y a superar su mala racha, empezó a leer para evadirse de su realidad. Tras dos semanas de intensa lectura, recordó la sensación maravillosa de crear historias y decidió reescribir una de sus novelas románticas ya que, diez años después, su estilo había madurado y mejorado considerablemente. Pero reescribir una historia ya creada le aburría y perdió el interés a los pocos capítulos, así que empezó a pensar en una idea y, poco a poco, la trama básica de La Saga del Escarabajo se dibujó en su mente.

En julio de 2009, sentada junto a su marido en un restaurante, le explicó una de las escenas de la novela que ya estaba tomando una forma muy definida en su cabeza. Él, fue uno de los primeros que la animó para que se lanzara a lo que se convertiría en una apasionante aventura.

En la Navidad de 2009, Alma inmortal, salió a la venta como autopublicación y las buenas criticas hicieron que en poco tiempo se agotara la primera tirada de 200 ejemplares, motivando a Dianna a hacer una nueva tirada de 100 ejemplares más. A fecha de hoy ya son 600 las copias vendidas de la primera parte de la saga.

En septiembre de 2010, salió a la venta la segunda parte de la Saga, La Isla del Dhaphiro, de la cual se siente especialmente orgullosa la autora y ya se han vendido 400 copias.

En Mayo de 2011 su nueva novela 22:22 recibió muy buenas críticas, animando a Dianna a empezar una nueva historia de la cual apenas sabemos más que su nombre.

Gracias a sus conocimientos de diseño gráfico, es la propia Dianna la que se encarga del diseño de sus portadas, así como de sus páginas Webs y todo el merchandising de sus novelas (puntos de libros y anillos) Actualmente, no sólo escribe, diseña y autopublica sus novelas, sino que también lleva varios proyectos paralelos como su blog personal Historia de una publicación y Huérfanos Literarios.

 Datos del libro, contraportada, biografía y foto de la autora, sacados íntegramente de la web oficial.
Anuncios

3 comentarios en “Reseña: “Alma inmortal” de Dianna M. Marquès.

  1. Leí la reseña! En la biografía de la niña me aburrí xD.
    No me llama a leerlo ni nada así, pero quería comentar que, si bien es cierto que en casi todos los casos la cotidaneidad de los personajes es un vil relleno y funciona como técnica para que todo lector -generalmente, adolescente, cof cof- se sienta identificado porque, oh, todos hacemos las mismas cosas… Hay uno que es perfecta excepción a la regla: la trilogía Millennium (al menos los dos primeros libros).Quizás sea porque es novela “policiaca”, pero no te aburres jamás de todas las veces que sabes que los personajes están tomando tal o cual café, o compraron X mueble.
    Te recomiendo MUCHO esos libros 😉
    Te seguiré leyendo

    • Se agradece mucho el comentario, Caro. Y me alegra que leyeras la reseña, jejeje. Quedó un poquito larga, pero había que hacerle justicia a las 500 páginas de libro que me zampé, ¿no? Ahora estoy leyendo The Hunger Games, pero también me dedicaré a leer los libros nuevos que están llegando a la librería, para que veamos pa’ donde va la cosa en tendencias literarias este año. Y obvio, seguiré leyendo para el club, jejeje.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s